Reduce los contaminantes del agua

El agua es esencial para la existencia y la supervivencia de nuestro planeta, así como para la biodiversidad. El agua es la fuente de la vida, como señalan las Naciones Unidas, pero la influencia de la actividad humana en el cambio climático está reduciendo las ya escasas reservas de agua, sobre todo de agua potable, a las que tenemos acceso. Por ello, la preservación del agua debe ser nuestro principal objetivo.

La conservación del agua requiere evitar el despilfarro, gestionar el uso del agua y reutilizarla. Sin embargo, también es fundamental evitar la contaminación del agua. Por ello, a continuación se ofrecen algunas sugerencias para evitar la contaminación del agua y mejorar así la calidad de este recurso vital para la vida en la Tierra:

  • No abuse de la lejía: altera el equilibrio bacteriano de los depuradores, dificultando su trabajo.
  • No vierta materiales nocivos en el agua, ni productos de difícil degradación o que obstruyan las tuberías, como las toallitas.
  • No vierta aceite por el inodoro o en el fregadero. 
  • Tenga en cuenta los requisitos de consumo de agua y energía del aparato a la hora de comprar un nuevo electrodoméstico.
  • Reutilice el agua de la limpieza de la pecera para regar sus plantas. Otra excelente técnica para conservar el agua es reducir la cantidad que se consume.
  • Mantenga una actitud responsable en cuanto a la cantidad de lavadoras que utiliza. Ponga las lavadoras con cargas completas, como se ha dicho anteriormente. Además, es preferible no lavar las prendas a mano para conservar el agua.
  • Aprovechemos el agua para bañar a los niños pequeños.
  • Cuando se duche, ten a mano un cubo para recoger el agua fría mientras esperas a que llegue el agua caliente. El agua recogida puede utilizarse para tirar de la cadena, lavar los platos o regar las plantas.
  • Revise y modifique su sistema de riego de forma regular para evitar regar plantas que no lo requieran.
  • Riegue las plantas a primera hora de la mañana, cuando las temperaturas son más suaves y los vientos más suaves, para reducir la evaporación.
  • Utilice plantas y árboles que necesiten menos agua.